lunes, 24 de enero de 2011

Submarino USS Albacore 1:700 Tamiya


Tras el ataque a Pearl Habour, la marina norteamericana quedó seriamente debilitada. Por ello, la responsanbilidad de luchar contra las fuerzas Japonesas en el Pacífico recayó, en gran parte, sobre los submarinos Americanos. La clase Gato estaba formada por submarinos de enormes dimensiones (incluso más grandes que los famosos submarinos alemanes del tipo VII) especialmente diseñados para cubrir las grandes distancias del Oceano Pacífico. Debido a su tamaño y equipamiento podían permanecer en servicio durante 75 dias. Entre los años 1940 y 1944 se construyeron un total de 77 sumergibles de la clase Gato en 4 astilleros diferentes, y junto con las clases Balao y Trench formaban la columna vertebral de la flota de submarinos estadounidense. La mayoría de estos submarinos cumplieron con éxito las misiones asignadas, ya que no sólo hundieron un gran número de irremplazables buques de carga y cisterna sino que además diezmaron considerablemente la flota de la Marina Imperial Japonesa (IJN). Entre las perdidas más graves que causaron se encuentran los portaaviones Shokaku, Taiyo, Unyo y Taiho.


La Batalla del Mar de Filipinas




La Campaña de las Islas Marianas daba comienzo el 16 de Junio de 1944 con la conquista de la Isla de Saipán. La flota norteamericana había anclado alrededor de todo el archipiélago de las Marianas, por tanto Japón no iba a desaprovechar esa ventaja tan clara. Gran parte de la flota japonesa se lanzaría contra la americana para destruirla y así salvar a Saipán y el resto de islas de la invasión que tan caro costaría a Japón. Esta etapa de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra del Pacífico sería conocida como "el tiro al pavo en las Marianas".


Flota Japonesa


Unos días antes de la invasión americana de Saipán, el vicealmirante japonés Jisaburo Ozawa se había dado cuenta del grueso de la US Navy que llegaba hacia la Islas Marianas. Por eso se movilizó a la 1ª Flota Móvil en Tawitawi, a la izquierda de las Filipinas para combatir a los norteamericanos.


La flota japonesa contaba con 9 portaaviones, entre ellos los veteranos Shokaku, Zuikaku, además del Taiho, Junyo, Ryuho, Hiyo, Zuiho, Chiyoda y Chitose. Portaba 5 acorazados, de los cuales dos eran los superacorazados Yamato y Musashi, el veterano Nagato y los poderosos Kongo y Haruna. Las fuerzas serían escoltadas también por 43 destructores y 750 aviones. Las fuerzas aéreas se dividían en 550 aparatos embarcados y 300 aparcados en las bases aéreas de Guam, sin embargo la mayoría de los pilotos eran novatos y no tenían experiencia. El total de la fuerza eran 57 navíos y 750 aviones.
Jisaburo Ozawa sería el portador de toda la 1ª Flota Móvil, a excepción de un Grupo C compuesto por los portaaviones ligeros Zuiho, Chiyoda y Chitose, bajo mando del vicealmirante Takeo Kurita. El plan era partir con los dos grupos desde Filipinas y caer sobre la flota estadounidense por sorpresa.


Flota Imperial Japonesa:
9 Portaaviones
5 Acorazados
43 Destructores


US Navy


Las flotas Task Force 52 y Task Force 53 estaban ocupadas en las islas de Saipán y Guam respectivamente, por aquella razón el almirante Raymond Spruance se había quedado en las Islas Marshall con una flota de apoyo secreta en caso de producirse un ataque naval japonés, se trataba de la Task Force 58.


La Task Force 58 se componía de tres escuadras diferentes constituidas por 15 portaaviones en los que se encontraban el USS Enterprise, USS Belleau Wood, USS Bunker Hill, USS Essex, USS Wasp, USS Langley, USS Cowpens, USS Monterey, USS Bataan, USS Yorktown, USS Lexington, USS Hornet y USS Cabot. Los 7 acorazados disponibles eran el USS Washington, USS North Karolina, USS South Dakota, USS Iowa, USS Indiana, USS Alabama, USS Princeton, USS San Jacinto y USS New Jersey. Las escoltas estaban compuestas por 21 cruceros, de los cuales ocho eran pesados, además de 58 destructores y 28 submarinos. Los aviones disponibles ascendían a 956, la mayoría eran los nuevos cazas Hellcat muy modernos para la ocasión, además casi todos los pilotos eran veteranos desde la Batalla del Mar del Coral. Las fuerzas totales eran de 129 barcos y 956 aviones.


US Navy:
13 Portaaviones
7 Acorazados
8 Cruceros
79 Destructores
28 Submarinos


Tiro al Pavo en las Marianas


A 200 millas naúticas del Oeste de Saipán, la flota japonesa fue localizada por el reconocimiento norteamericano el 17 de Junio de 1944. La flota Task Force 58 fue avistada en las Islas Marshall y partió el 18 de Junio hacia las Marianas. La noche del 18 al 19 de Junio, ambas flotas habían llegado al Mar de las Filipinas.


A las 10:00 horas del 19 de Junio un total de 64 aviones japoneses procedentes de portaaviones y la Isla de Guam se toparon con la Task Force 58, los americanos rápidamente respondieron con 200 cazas Hellcat que derribaron a 41 aparatos enemigos, aún así, un avión japonés soltó una bomba en el acorazado USS South Dakota que explotó provocando 27 muertos y 24 heridos. Poco después los aviones japoneses volvieron a atacar con 128 aviones, sin embargo la inexperiencia de los pilotos nipones hizo que los Hellcat derribaran a 97 de sus aparatos. Una tercera oleada de 47 aparatos nipones atacó también, pero fue inútil, los americanos derribaron a 7 aviones y se retiraron. La última oleada japonesa la realizaron 82 aviones, los cazas embarcados americanos abatieron a 12 y les provocaron de nuevo la retirada, pero mientras huían hacia Guam una escuadrilla de 27 Hellcats interceptó al enemigo y derribó otros 30 aviones japoneses más. Los japoneses siguieron lanzando ataques aislados con aviones en los que perdieron otros 53 aparatos más. Al mediodía del 19 de Junio, los japoneses habían perdido 240 aparatos y los americanos sólo 14 aviones. Tal fue la facilidad con que los americanos derribaron a los aviones enemigos que llamaron a la jornada "el Tiro al Pavo en las Marianas".


En la tarde de ese mismo día, tras la brutal derrota aérea, las desgracias para los japoneses aún no habían acabado. A las 15:32 de la tarde el submarino americano USS Albacore localizó a la flota japonesa y lanzó seis torpedos que impactaron en el portaaviones Taiho, el combustible del buque ardió y el barco se incendió, finalmente explotó en mil pedazos y se hundió llevándose la vida de 1.650 hombres. Al momento un segundo submarino americano, el USS Cavalla, acertó al veterano portaaviones Shokaku con tres torpedos que lo sumieron en llamas y lo hundieron con 1.272 vidas a bordo. Jisaburo Ozawa al ver el desastre de batalla que se estaba llevando decidió enviar a los aviones embarcados a los aeropuertos de la Isla de Guam para que estuvieran más seguros que en el mar.


Al llegar el día 20 de Junio apenas hubo actividad por la mañana, pero al llegar la tarde aviones americanos procedentes del portaaviones USS Enterprise localizaron a la flota japonesa a 280 millas naúticas. El almirante Raymond Spruance fue informado de ello y entonces se presentó un gran problema. El inconveniente era que si los aviones americanos despegaban a esa hora para atacar a los japoneses, a la vuelta sería de noche y no podrían aterrizar en los portaaviones, además no había suficiente combustible para retornar. Valientemente los pilotos estadounidenses decidieron ir a luchar aunque aquello les costara pasar la noche flotando en el mar. Un total de 216 aviones embarcados de los modelos Hellcat, Avenger y Helldrivers despegaron de sus portaaviones con un futuro incierto.


Sobre las 6:30 horas de la tarde los aviones americanos empezaron a sobrevolar la flota japonesa localizada, los nipones al darse cuenta pusieron en el aire a 75 cazas Zero. El combate aéreo fue un poco más complicado que los anteriores, pero finalmente los estadounidenses vencieron derribando a 65 aparatos japoneses y perdiendo ellos 20 aviones. El primer objetivo fue el portaaviones Hiyo que recibió dos torpedos, entonces se incendió hasta hundirse poco después con 1.000 hombres en su interior. Dos petroleros japoneses fueron hundidos también, además de quedar dañados los portaaviones Zuikaku, Junyo y Chiyoda, y el acorazado Haruna.


Cuando la Batalla del Mar de Filipinas terminó, aún no lo había hecho para los pilotos, pues era de noche, estaban en pleno Océano Pacífico, sin visibilidad y sin combustible. Los aparatos americanos fueron cayendo uno a uno al mar, todos los aviones amerizaron en el agua, menos un piloto que tuvo muy mala suerte y lo hizo en una isla estrellándose y perdiendo la vida. Durante toda la noche los pilotos estuvieron flotando en las oscuras aguas, murieron en el mar 49 pilotos por frío, heridas o ataques de tiburones. Los naúfragos supervivientes fueron rescatados a la mañana siguiente de la batalla, el 21 de Junio, por destructores e hidroaviones norteamericanos.

Resultado


La Batalla del Mar de Filipinas fue decisiva para la Campaña del Pacífico en 1944 y sobretodo para las Islas Marianas. Los Estados Unidos demostraron tener la superioridad en el agua y los japoneses cada vez ser más débiles.


El desastre de Japón en la Batalla del Mar de Filipinas fue la pérdida de 3 portaaviones y 2 petroleros hundidos, 480 aviones derribados y unos 5.000 hombres muertos.


La victoria de Estados Unidos le costó 123 aviones y la pérdida de unos 100 hombres.

El Kit: Score 6/10
Para su escala es un buen kit de submarino, el Kit es el Japanese Chaser Nº 13 vs Gato Submarine, vienen 2 de cada uno y 2 bombarderos liberator... definitivamente valen la pena ya que traen 6 kits en uno solo y s precio es bajo, ademas son perfectos para adornar cualquier diorama. Si bien es cierto, Hobbyboss tiene mejor detalle y piezas mas finas, este no deja de ser un buen sub.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada